Seguridad con cuerpos de élite

Con objeto de profesionalizar y dignificar la labor de las policías estatales, el Gobierno del Estado, en coordinación con la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y el apoyo de la Academia Regional de Seguridad Pública de Occidente (ARSPO), impulsa la Licenciatura en Seguridad Pública y Ciencias Forenses y la carrera de Técnico Superior Universitario en Seguridad Pública.

Ambos programas fueron inaugurados el 12 de septiembre pasado con una matrícula de 160 estudiantes (la máxima capacidad de esta oferta educativa), quienes conformarán cuerpos de elite, profesionales y capaces de enfrentar los retos en la materia.

Los egresados de estos programas tendrán los conocimientos necesarios para desempeñarse con éxito en el Nuevo Sistema de Justicia Penal –comentó el gobernador, Silvano Aureoles Conejo, durante la inauguración– y, en general, para coadyuvar en la procuración de justicia y el combate al delito en el estado.

Hablamos de “un hecho muy importante, porque la seguridad de Michoacán es urgente”, señaló el director de la ARSPO, Alejandro Tavera Montero, y destacó que el resultado se verá reflejado “en el éxito que se tenga en las investigaciones, y en el resultado final: abatir la impunidad, robustecer la seguridad pública y mejorar la percepción de la gente respecto a la realidad en que vive”.respecto a la realidad en que vive”.

Añadió que es un paso muy importante para mejorar las condiciones materiales de este sector, ya que “a mayor capacitación, a más profesionalización, mejor sueldo y didignificación.

Contar con personal más capacitado redundará en el fortalecimiento de las instituciones de procuración de justicia y de seguridad pública y, por esta vía, la recuperación de la estabilidad en el estado, la garantía de la seguridad jurídica y de la ciudadanía en conjunto, expresó a su vez, el titular del Ejecutivo en Michoacán.

Proyecto interinstitucional

La Licenciatura, como la carrera de Técnico Superior en materia de Seguridad, son fruto de la coordinación entre la academia y los órganos de gobierno; la primera se constituye por nueve semestres, la segunda por cinco de los mismos y ambas comprenden tres vertientes: tácticas y técnicas de seguridad pública; conocimiento del Derecho y, de Medicina y Ciencias Forenses.

Dichos programas están sustentados por las facultades nicolaitas de Ciencias Biológicas, Derecho y Ciencias Sociales; así como de Ingeniería Química, e incluyen materias prácticas a cargo de la ARSPO.

Actualmente, los 160 alumnos de la primera generación están divididos en tres secciones, dos para jóvenes que inician en estos menesteres y otra, la 01, donde se congrega el personal de las instancias de seguridad estatales.

Cuerpos de élite

El objetivo de la Sección 01, indicó Díaz Torres, es que una vez concluidos los estudios universitarios, los egresados conformen un cuerpo de élite, que “sería pionero y estaría compuesto por lo mejor de la SSP” para llevar a cabo las labores de seguridad.

Actualmente hay un déficit de policías profesionales en el estado, añadió, y con eso en mira, los estudiantes se preparan para cubrir adecuadamente esas vacantes.

“Ingresamos por un proceso voluntario, a raíz de una invitación abierta y general, en el marco de los proyectos que impulsa el Secretario de Seguridad Pública, en conjunto con el Gobernador del estado y la UMSNH”, explicó el jefe de grupo.

De fondo, hacemos este esfuerzo “porque la ciudadanía quiere gente preparada, especializada, y queremos recuperar la cercanía con ella, y para quitar esa mala imagen que dejaron gobiernos anteriores”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *