¿Por qué esterilizar?

En nuestra sociedad, nos topamos con ideas y conceptos sobre la sexualidad y reproducción de nuestras mascotas que no siempre son las correctas. Uno de los errores más grandes existentes hasta hoy en día, y derivados de la falta de información, han llevado a que la proliferación de perros y gatos no deseados crezca sin control alguno. Las calles, centros antirrábicos y refugios se encuentran siempre a tope por la nula cultura de esterilizar, no comprar y adoptar.


Muchas personas se niegan a esterilizar a sus perros o gatos sosteniendo ideas poco fundamentadas. Con frecuencia escuchamos decir que bajo recomendación es necesario tener al menos una camada para evitar que su perra o gata enfermen, o que es necesario su reproducción para completar el ciclo vital; otros creen que su carácter se modificará, y algunos más piensan que su mascota engordará, etcétera. Haremos hincapié en la justificación más replicada.

Existe evidencia médica-científica que sustenta que no hay consecuencia psicológica o física negativa para la salud del perro o gato si no se reproduce. Humane Society International afirma además que “la sexualidad de los cánidos y gatos es distinta a la del humano y está dictada por las hormonas, por lo que no presentarán emociones como la frustración o el deseo de tener hijos a un nivel consciente”.

También es necesario comentar que la crianza en pie de casa es quizá la principal causa de sobrepoblación canina y felina que habita las calles. Cuando se decide reproducir a un perro o a un gato es preciso pensar que de los tres o cuatro cachorros que nazcan en promedio, se podrán multiplicar en seis meses por tres cada uno, en un año ser más de 40 y así hasta en siete años haber más de 5 mil animales.  La procreación y descontrol natal comienza con una hembra.

Ahora bien, ¿En qué consiste la esterilización? La esterilización es una intervención quirúrgica sencilla, muy poco dolorosa y de minúsculo riesgo para tu mascota. En dicha cirugía se extraen los ovarios y el útero haciendo una incisión chica en el área abdominal bajo anestesia. La intervención tiene duración aproximada de 20 a 45 minutos. En el caso de los machos, se retiran testículos haciendo un pequeño corte en el escroto tanto de cánidos como en gatos y con anestesia. La recuperación es rápida en perros, perras, gatos y gatas.

Con seguridad alguna se recomienda esterilizar perros y gatos a partir de las 10-12 semanas de vida (esterilización a edad temprana) y a cualquier edad siempre y cuando la cirugía no sea riesgosa para la salud del animal por algún padecimiento médico.

  •  Algunos beneficios de la esterilización en hembras son: No entran en celo y por lo tanto no tienen sangrado; disminuye la presentación de cáncer de glándula mamaria; previene la manifestación de Piometra o infección uterina; elimina el riesgo de desarrollar enfermedades en los ovarios.
  • Entre los beneficios de esterilización en machos se encuentran: Disminución del marcaje; evita enfermedades de la próstata como infecciones, inflamaciones, abscesos, quistes y cáncer; previene la presentación de tumores de la región perineal, tumores testiculares y hernias perineales; vida larga y de calidad.

La sobrepoblación canina y felina es un problema de gran magnitud, un problema de salud que requiere de la participación de todos para erradicarlo. No existirá método válido ni eficaz más allá de la esterilización para contender dicho problema, ya que al hacerlo previenes que miles nazcan en situación de maltrato.

Ocho de cada 10 perros que nacen no tendrán una vida digna. Sé responsable, ESTERILIZA, no compres y adopta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *