Noche Buena

La Nochebuena es la fiesta en que los cristianos celebran la víspera del día de Navidad o Natividad de Jesucristo. Se celebra en la noche del 24 de diciembre, ya que la Iglesia cristiana establece oficialmente el 25 de diciembre como el día del nacimiento de Jesús.

Existen una serie de costumbres y símbolos que acompañan la celebración de la Nochebuena. Por una parte, en la Nochebuena se lleva a cabo una ceremonia llamada “Misa de Gallo” o “Misa de los pastores“.

La misa de gallo tiene una duración aproximada de dos horas. Comienza antes de la media noche y finaliza a la media noche para anunciar el nacimiento de Cristo desde el inicio del día 25. Es símbolo también de que la luz de Dios se abre paso en medio de las tinieblas.

Por otra parte, según la tradición, en las casas particulares se realiza una cena abundante entre familiares y amigos cercanos. La comida servida depende de las tradiciones de cada país. En México, por ejemplo, se suele comer pavo relleno. Algunos hacen la cena antes de la misa de gallo, otros la hacen después y otros sustituyen la misa de gallo por la cena.

Otro de los símbolos de la Nochebuena es el intercambio de regalos. Normalmente, los regalos son abiertos sólo después de medianoche, cuando ya es Navidad. Esta costumbre representa la entrega de los presentes por parte de los tres reyes magos en el nacimiento de Jesús.

Flor de Noche Buena

Flor de Nochebuena es el nombre que recibe en México una planta cuyo nombre científico es euphorbia pulcherrima, palabra que en latín significa ‘la más bella’. También se conoce como flor de Pascua, estrella federal y pastora.

La planta suele utilizarse con fines decorativos durante las fechas festivas relacionadas con la celebración de la Navidad y la Nochebuena.

La flor de Nochebuena es una especie originaria de México y Centroamérica.

Los mexicas utilizaban esta planta en celebraciones rituales como símbolo de la pureza y la vida nueva de los guerreros muertos, lo cual asociaban al color rojo de la sangre. De hecho, sus hojas también eran utilizadas como tinte natural.

La palabra original que se utilizaba para referirse a esta planta era en lengua náhuatl era cuetlaxóchitl, que se puede traducir como ‘flor que se marchita’, aunque también existen otras posibles traducciones que la identifican como ‘flor de cuero’.

A partir de la colonización de América, se empezó a utilizar esta planta como elemento de decoración cristiana durante el periodo navideño debido al color carmesí de sus hojas.

Durante el siglo XIX, empezó a extenderse a otros lugares gracias a Joel Robert Poinsett, primer embajador estadounidense en México. De hecho, en los Estados Unidos y en algunos países de Europa, esta planta recibe el nombre de poinsettia o poinsetia en su honor.

En la actualidad, su uso decorativo está muy extendido y se asocia a la época navideña debido a su colorido y su periodo de floración en el hemisferio norte, que coincide con la Navidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *