Más allá de la Tierra JOSÉ HERNÁNDEZ

En la historia humana, sólo unos pocos cientos de personas han viajado más allá de la Tierra, y José Hernández Moreno se cuenta entre ellas. El astronauta de raíces michoacanas representa una prueba viviente del poder de la voluntad para lograr un objetivo, aun cuando parezca imposible.

Últimamente, el ingeniero Hernández acordó con el Gobernador Silvano Aureoles compartir su experiencia con niñas, niños, y jóvenes, con la idea de sembrar en ellos esperanza para el futuro.En entrevista con Bitácora comparte su afinidad con Silvano Aureoles; “el Gobernador y yo crecimos en condiciones muy modestas y por eso me identifico mucho con él; ambos pudimos salir adelante, somos una historia de triunfo aquí en Michoacán y me pone feliz que no haya preferencia para gente de familias acomodadas, sino respeto por la inteligencia; porque es gente que entiende de verdad las necesidades actuales.

“Las fronteras no existen en el espacio; la frontera es un concepto hecho por el ser humano para dividirnos, y eso es triste”

Michoacán es la tierra de mis padres, la que considero casa. Aquí pasaba tres meses del año, cuando vivíamos la vida de inmigrantes. Los mejores recuerdos de mi niñez están aquí, en Ticuitaco, que es un ranchito pegado a La Piedad.

Un hombre sin fronteras

Las clases sociales son un viejo sistema que poco a poco se va ir acabando; habrá momentos donde se reboten candidatos como Donald Trump.

Racismo. Un partido lo está promoviendo, está creando las condiciones para que éste surja; a mí no me sorprende que tengamos un candidato como Trump en el Partido Republicano, lo que sí, es el número de gente que lo sigue. Yo creí que Estados Unidos ya había superado temas como el racismo y la discriminación, pero desgraciadamente siguen vivos y sanos.

La reforma migratoria se necesita en Estados Unidos. Obviamente hay un partido que es antinmigrante (y esperamos que no gane), pero si entra la nueva presidenta, que es Hillary, creo que hará una nueva reforma y espero nos ayude, a todos nuestros paisanos indocumentados en el norte, a quienes diría, además, que no se olviden de Michoacán y de sus familias, mucho menos de sus raíces.

El antídoto es el proceso electoral; hay que poner a políticos a promover la unidad y no la separación ni la discriminación, y lo mismo es para México, aunque no esté tan mal en este sentido.

Alcanzar las estrellas me vino porque nosotros trabajábamos en el campo, de madrugada y, bueno, lejos de la ciudad y de la contaminación de luz; en el cielo se veían las luces de las estrellas, muy claras. Cuando no había luna yo veía eso como en tercera dimensión y siempre me atrajo. A los 10 años miré unas imágenes de un astronauta caminando en la Luna y ahí es cuando me enganché, cuando decidí que quería ser astronauta.

La Luna y las estrellas las imaginaba bien bonito, flotando y viéndolas de cerca, pisando la Luna… Tenía 41 años cuando me seleccionaron y 47 años cuando, por fin, llegué al espacio exterior.

Nació en French Camp, California, un 7 de agosto de 1962.

Concursó 11 veces para ingresar a la NASA; a la 12a vez lo aceptaron.

Viajó al espacio en 2009 en el transbordador Discovery; pasó 14 días afuera.

Es asesor de la SCT en lanzamientos de la nueva generación de satélites mexicanos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *