Gobierno en unidad para salir adelante

Silvano Aureoles Conejo Gobernador de Michoacán

Michoacán es un estado lleno de historia, cultura, naturaleza y tradiciones. De oriente a poniente nuestro estado cuenta con ventajas comparativas que son grandes potencialidades para detonar la  competitividad que nos  conducirá al desarrollo integral.

Los resultados de este primer año de gobierno surgen de una planeación estratégica de gran visión, incluyente y de largo alcance. Un paso inicial: conocer la situación política, económica, financiera y social que se vivía en estado.

Es así que en el Plan para el Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015 – 2021, establecimos objetivos, líneas estratégicas y acciones a realizar para transformar al estado.

Es así que en el Plan para el Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015 – 2021, establecimos objetivos, líneas estratégicas y acciones a realizar para transformar al estado.

En los Foros Regionales de Consulta hemos definido el rumbo a seguir con las aportaciones de todos los sectores y grupos, de la gente del campo, de la ciudad, del sector empresarial, del académico, del social, nadie ha quedado al margen de este esfuerzo, incluso los michoacanos radicados en los Estados Unidos hicieron sus planteamientos.

En ese sentido hemos trabajado comprometidos con una política de unidad, con el diálogo como prioridad y atendiendo aquello que es prioritario, sin dejar de lado la responsabilidad institucional de mejorar la calidad de vida de todas y todos los michoacanos.

Es así que desde el primer día de mi gobierno fijé tres prioridades: sanear las finanzas públicas, ordenar el sistema educativo y garantizar la seguridad pública. Por su impacto y alcance, al ser atendidas estas tres prioridades irradian beneficios en otros rubros.

En finanzas logramos un reconocimiento importante de algunas calificadoras internacionales; pusimos en marcha un plan de austeridad que permite disciplinar el gasto; dejamos de lado el trabajo inercial de años atrás y nos regularizamos para estar en condiciones de ejecutar y terminar más obras para fortalecer a los municipios.

Si no arreglamos la educación no avanzamos y estaríamos sufriendo retrocesos que impactan en el crecimiento individual y colectivo de los michoacanos. La educación de calidad no está en negociación, el compromiso que venimos cumpliendo es mejorar las condiciones educativas para Michoacán.

Es de destacar que gracias a la coordinación de acciones con el gobierno federal avanzamos en infraestructura física educativa; las aulas de palitos están desapareciendo, trayendo con ello un mejor proceso de enseñanza-aprendizaje a favor de nuestra mayor riqueza: las niñas, niños y jóvenes de Michoacán.

La seguridad pública es una urgencia ciudadana. Vivir en paz es un derecho y garantizarlo es responsabilidad de los gobiernos. Así la hemos asumido. En ese sentido, hoy contamos con una sola policía, la Policía Michoacán que ha sido calificada, certificada y se mantiene en mejora continua. Las mujeres y hombres que forman parte del cuerpo policiaco hoy tienen mejores condiciones laborales, mejores prestaciones, mejor equipo y un entrenamiento constante.

Además de las estadísticas de incidencia delictiva, nuestro indicador principal en materia de seguridad es la percepción de los ciudadanos de a pie, de quienes hace algunos años Vivian la zozobra y que hoy vislumbran una nueva historia para Michoacán, aunque aún tenemos retos por delante a los que haremos frente con la participación de las michoacanas y michoacanos.

En el primer informe de mi gestión como Gobernador del Estado di cuenta de las acciones emprendidas ante los retos más importantes, así como de los programas, obras y acciones puestas en marcha para impulsar el desarrollo social, humano y económico de los michoacanos.

Mejorar el estado de las finanzas públicas, mejorar la educación y mejorar la seguridad pública, nos permiten elevar la calidad de vida, promover la igualdad y garantizar las mismas oportunidades para todos.

Ratifico ante los michoacanos el compromiso de trabajar en unidad, por ello agradezco el acompañamiento de los Poderes del Estado y la coordinación de acciones con el gobierno de la República y los ayuntamientos; solo así superaremos nuestras metas y alcanzaremos rápidamente nuestro objetivo de transformar a Michoacán en un estado de paz, desarrollo, justicia y progreso.

“Hay que estar cerca de la gente, vamos a trabajar juntos, unidos, cerremos el paso a la discordia y volvamos a retomar el camino del entendimiento y la reconciliación… en esa ruta cuenten conmigo”.

Silvano Aureoles Conejo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *