Dulces típicos de Michoacán

El Mercado “Valentín Gómez Farías”, mejor conocido como el Mercado de Dulces y Artesanías es una visita obligada para toda persona que visite la hermosa ciudad de Morelia. En este pintoresco lugar se entremezclan una gran variedad de sabores, olores y colores, irresistibles al paladar.

El Mercado de Dulces y Artesanías de Morelia fue fundado el 14 de septiembre de 1968, en parte de lo que fuera el Colegio de los Jesuitas, actualmente el Palacio Clavijero. Actualmente se ha convertido en un atractivo turístico más de la capital michoacana donde se exhibe una extensa gama de dulces regionales elaborados artesanalmente. Morelianas, ates, frutas cristalizadas, cajeta, obleas, dulces de leche, chongos zamoranos, cocadas, dulce de tamarindo, rollitos de frutas, chocolate de metate, entre muchos más son los dulces que se pueden saborear en este pintoresco mercadito.

Además, también se pueden adquirir diferentes artesanías representativas de los mágicos lugares que rodean a la ciudad de Morelia. Artículos elaborados en diversos materiales, desde cobre, vidrio, madera, metal, cuero, palma, hilo, tela, laca, porcelana, y en los que se pueden observar la grandeza de las manos artesanas de los michoacanos que los elaboran.

Así que ya sabes, durante tu viaje a Morelia no dejes visitar el Mercado de Dulces y Artesanías, donde un paseo lleno de tradición te dejará un dulce sabor de boca.

El ate es un dulce producido en distintas regiones de México basado en la receta del dulce de membrillo, elaborado con distintas recetas y frutos como guayaba,​ pera,​zapote, calabaza, tejocote,​ mango y manzana. En ciertas regiones del país es considerado parte de la gastronomía local,​ como el caso del estado de Michoacán en donde la denominación ate de Morelia tiene denominación oficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *