Por la igualdad sustantiva en Michoacán

Fabiola Alanís Sámano

Secretaria de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres Michoacanas
La reciente reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de Michoacán de Ocampo tiene la intención de fortalecer las instancias de protección y apoyo a la ciudadanía michoacana y garantizará una adecuada transversalización de la perspectiva de género en las políticas de estado.


Su fortalecimiento garantiza la institucionalidad de género, retomando los compromisos internacionales que mandatan la creación y fortalecimiento de los Mecanismos Nacionales de Igualdad que tienen su origen en la Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en México en 1975, en la cual se afirma que la creación de este tipo de mecanismos constituye una medida efectiva para lograr la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y fomenta la observancia a las Conferencias de Nairobi (1985) y Beijing (1995), en las que se retomó la exigencia respecto a la creación y fortalecimiento de instituciones de ámbito nacional que se conviertan en rectoras de las políticas de igualdad y en promotoras de la transversalización del enfoque de género en políticas, planes y programas estatales.

La nueva Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres Michoacanas fortalecerá las acciones del estado en el cumplimiento de las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos de las mujeres, ya que su nuevo enfoque atiende las recomendaciones internacionales que promueven el fortaleci- miento y cumplimiento de los derechos de la ciudadanía en condiciones de igualdad sustantiva, específicamente lo mandatado por la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer “Convención de Belem do Para”.

Lo anterior a partir de prestar apoyo en la incorporación de la perspectiva de igualdad de géneros en todas las esferas de política y en todos los niveles de gobierno, así como fomentar la supervisión de la aplicación de las obligaciones internacionales en la materia y en la institución de mecanismos de rendición de cuentas que garanticen la igualdad para poder analizar cómo las medidas gubernamentales producen cambios tangibles en la vida de las mujeres.

La igualdad sustantiva a que refiere el nombre de la Secretaría supone la modificación de las circunstancias que impiden a las personas el ejercicio pleno de sus derechos y el acceso a oportunidades a través de medidas estructurales, legales o de política pública, lo que la fortalece respecto al esquema anterior de dependencia, al tener una visión mucho más amplia de protección y con un enfoque incluyente que garantice la protección de todas las realidades. En este sentido las nuevas atribuciones de la Secretaria de Igualdad Sustantiva, como rectora en esa materia y con el total apoyo del Gobierno del Estado, tendrá como tareas principales:

  • El reconocimiento y fomento a la igualdad sustantiva.
  • Diseño de políticas públicas que garanticen el cumplimiento de los derechos humanos de las mujeres Impulso a la creación de mecanismos que faciliten el acceso de las mujeres a recursos financieros y materiales que les garantice un nivel de vida adecuado.
  • Impulso a los mecanismos que coadyuven a la eliminación y sanción de la violencia por razones de género y a la discriminación que viven las mujeres.
  • Acciones que coadyuven en el cumplimiento del acceso a la justicia de las mujeres.

A partir de esta nueva estructura de la Secretaría se garantizará en el estado:

  • Igual participación de mujeres y hombres en los procesos de toma de decisiones para establecer las prioridades y asignar los recursos que garanticen la igualdad.
  • Igual acceso de mujeres y hombres a las oportunidades, los recursos y los resultados del desarrollo.
  • Igual reconocimiento y participación para mujeres y hombres.
  • Igualdad de oportunidades en el acceso y cumplimiento de derechos humanos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales que sustentan los valores de libertad, participación, igualdad, equidad y respeto por la diferencia y un desarrollo integral y sostenible.
  • Igual mejoramiento para mujeres y hombres en los estándares de calidad de vida.
  • Eliminación de las prácticas y los estereotipos de género que fomentan la violencia y la discriminación de las mujeres y las niñas en el estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *