Mujeres; lo que logramos, lo que nos falta

Históricamente las mujeres hemos representado la parte mayoritaria de la población, a escala mundial, nacional y estatal y hoy, a diferencia de hace varias décadas, contamos con mecanismos e instrumentos encaminados a construir una ruta de igualdad entre mujeres y hombres. Sin embargo, en los hechos las desigualdades persisten.

En materia laboral aún no existe un avance claro que permita vislumbrar las mismas condiciones para hombres y mujeres. En México la brecha salarial aún se puede apreciar, dado que un hombre que realiza la misma actividad que una mujer percibe un salario 34% superior.

 

La paridad en las instituciones es una realidad nacional que quizá se verá reflejada en un avance cuantitativo, más no cualitativo, pues si bien en los últimos procesos electorales se logró un incremento de mujeres en cargos de elección popular, al asumirlos no hay un ejercicio real de los mismos. Esta realidad se refleja más en los ayuntamientos.

Al hablar de mujeres el tema que sigue siendo prioritario es la violencia, pues de acuerdo con datos del INEGI, 4 de cada 10 mujeres que están en una relación, han sufrido violencia emocional por parte de sus parejas y dos de cada 10 han sufrido de violencia física.

Además, debe considerarse que 20 entidades federativas tienen declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en varios de sus municipios, lo que advierte de la situación que viven las mujeres y niñas mexicanas. Michoacán es una de estas entidades.

 

El reconocimiento de un problema real nos acerca a terminar con situaciones de inseguridad e injusticia; es así que en Michoacán visibilizamos la problemática y estamos trabajando desde el andamiaje institucional para prevenir la violencia feminicida.

Que quede claro una cosa: la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres no es una especie de protección, es un trabajo que conlleva medidas y acciones concretas para reducir las incidencias y asegurar la justicia para las víctimas directas e indirectas.

Es innegable la necesidad de una agenda por los derechos de las mujeres, considerando claro que Ser mujer más allá de lo conceptual se puede ilustrar bien como un mosaico que se construye de piezas de diversas formas.

 

Solo desde la interseccionalidad podemos conocer realmente las experiencias de todas las mujeres, las indígenas, las que viven con alguna discapacidad, las de la comunidad LGBTTTI, las mujeres obreras, deportistas, las niñas y jóvenes.

Como mujer y como titular de la Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres Michoacanas, les digo que en Michoacán hay cero tolerancia a la violencia contra las mujeres. No daremos ni un paso atrás hasta garantizar los derechos de todas.

 

Nuria Gabriela Hernández Abarca Secretaria de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *