Michoacán, destino de confianza

 

Debido a su historia, cultura, biodiversidad, belleza, singularidad geográfica y otros factores, Michoacán es actualmente uno de los principales territorios turísticos de México. Pero la administración estatal trabaja para consolidar su liderazgo como destino de cultura y tradiciones.


Michoacán “ha sido vanguardia en la generación de productos turísticos”: ciudades coloniales, turismo cultural, de aventura, y tradiciones gastronómicas han nacido aquí, aunque por factores diversos se perdieron algunos espacios, “hoy, es tiempo de recuperarlos”, señala Claudia Chávez López, secretaria de Turismo (Sectur) en el estado.

Aquí, el turismo tiene un gran valor social y cultural y es una fuente generadora de riqueza; por ello se atiende desde un esquema de política pública de caracteres definidos:

Incluyente: reconoce la acción de grupos vulnerables en el sector; diversa: atiende las necesidades variables de la sociedad contemporánea y transversal, pues aúna el esfuerzo de todo el Gobierno.

Un sector en marcha

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) uno de cada 14 michoacanos que trabaja, lo hace en el sector turístico, el cual, por cierto, aporta un 7% del Producto Interno Bruto (PIB) estatal, de acuerdo con la funcionaria.

En 2016 la generación de empleo turístico aumentó 2.9% en relación con el año anterior; es decir, “se están generando empleos dentro del sector” y el objetivo es que éste se convierta en una industria fuerte en Michoacán, indica Chávez López.

Por ahora, los esfuerzos institucionales en ese sentido están dando frutos: sólo durante el comienzo del verano (14-31 de julio), la entidad registró crecimientos del 7.8% y del 5.4% en a uencia turística y derrama económica, respectivamente (Per tur, Datatur, 2017).

Caída y recuperación

Desde 2007, cuando la entidad alcanzó su cenit en a uencia de visitantes, la actividad turística experimentó un descenso debido a factores diversos como la crisis mundial de 2009, la presencia de la Influenza H1N1 o los índices de inseguridad.

Así, aun cuando habíamos llevado la delantera en la creación de ciertos productos (antes que Tesoros de México hubo “Tesoros de Michoacán”; el ecoturismo tomó fuerza precisamente aquí, y la cocina tradicional se ha hecho conocida mundialmente desde nuestro territorio), el descenso afectó al sector de tal forma, que “nuestros espacios fueron capitalizados por otros destinos”, señala Claudia Chávez.

Sin embargo, desde 2015 la tendencia se ha revertido y la administración estatal ha logrado avanzar en su objetivo de reposicionar a Michoacán a la cabeza del sector turístico.

En 2015 arribaron 7.4 millones de paseantes (Perfitur, 2006-2015) y hubo un incremento del 5.5% en la derrama económica, de 9 mil 832 millones de pesos (Perfitur 2008-2015). Además, subió el registro de sitios de hospedaje, y Michoacán alcanzó un rango de17 mil 809 habitaciones.

En 2016 la tendencia continuó, debido en parte a la vista papal del 16 de febrero, que atrajo a más de 306 mil 941 visitantes y dejó una derrama de 631 millones de pesos, sólo en Morelia.

Ese verano, llegaron a Michoacán 1 millón 365 mil personas, aproximadamente. De tal suerte, informó la Sectur en diciembre anterior, que hubo un alza del 7% con respecto al 2015.

“Todavía no tenemos los niveles anteriores al 2008, pero ya estamos en tendencia creciente y positiva”, explica Juan Tello Contreras, asesor de la Sectur estatal, anticipando que la recuperación total podría concretarse en un par de años.

Inclusión, diversidad y estrategia

Actualmente, la administración estatal trabaja para “recuperar la con anza del sector interno (hoteleros, operadores, agentes de viajes etcétera) estatal, nacional e internacional”; así como de los propios visitantes, a fin de que conozcan un nuevo escenario.

“Un Michoacán distinto, fresco y renovado”, y en esa dirección estamos revitalizando nuestros recursos para promocionarlos en forma más consolidada, expone Claudia Chávez.

En ese marco, la Secretaría ha creado 250 páginas web gratuitas para artesanas, artesanos, cocineras tradicionales y pequeños negocios, donde se incluyen sus características, ubicación, teléfonos, experiencias previas y una georreferenciación de cada uno (visibles en: http:// michoacan.travel/es/), a fin de que los turistas de todo el mundo puedan llegar hasta ellos.

A la par, en colaboración con la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), la Sectur realiza una evaluación y análisis sobre la situación del sector en el estado y del impacto que tienen sus productos en el país y el extranjero.

En otro sentido, la administración está incluyendo activamente a sectores vulnerables en sus programas, para mejorar su calidad de vida. Por ejemplo, las mujeres en la Ruta Don Vasco, que promueve a comunidades indígenas en un esquema de desarrollo regional, y donde ellas tienen un papel central al mantener la gastronomía, la artesanía y las costumbres, expone Claudia Chávez.

Otras formas de inclusión atañen a los jóvenes, en un proyecto que se elabora con la Sedeco con miras a renovar las formas de promoción de Michoacán, con nuevos valores, acordes con los turistas del presente.

Ello, pues “la idea del turismo es distinta; hay demasiados segmentos de personas e intereses y motivaciones”, que rebasan el tipo de viaje familiar e incluyen vacaciones en solitario, viajes ejecutivos, actividades de la comunidad LGTB u otros sectores y, además, todo ello sigue cambiando, explica la funcionaria.

Las fortalezas

Ya en junio anterior, el Gobernador Silvano Aureoles destacaba el gran potencial del estado en materia turística.“Estamos divididos en 10 regiones que cuentan con una amplia diversidad de todo tipo”, tenemos ocho Pueblos Mágicos y una ubicación estratégica en el centro del país, decía.

A lo anterior, se suma que nuestra cocina tradicional esté reconocida por la UNESCO como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad y que tengamos iconos conocidos mundialmente como la Noche de Muertos, la Mariposa Monarca, o la Danza de los viejitos.

Además, aquí “tenemos de todo: playas, sierra, valles, bosques, lagos, lagunas, patrimonio, tradición… todo en un mismo lugar. Por ello podremos convertir a Michoacán en un destino turístico integral”, concluye Chávez López.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *