MICHOACÁN CAMBIA DE ROSTRO

Durante el primer año del gobierno encabezado por Silvano Aureoles Conejo se ha registrado un desarrollo sostenido de la afluencia turística: en Semana Santa se reactivó la Costa michoacana como destino de sol y playa al alcanzar cifras de visitantes que no registraba durante la última década; durante el periodo de verano se tuvo un repunte de 15.8 por ciento en el número de turistas que arribaron a la entidad, y en la pasada Noche de Muertos aumentó la afluencia 19.6 por ciento respecto al año pasado.

El fortalecimiento de la llamada industria sin chimeneas, que aporta entre 8 y 9 por ciento al PIB estatal, es resultado del intenso trabajo de promoción realizado por Gobierno del Estado por todos los medios disponibles, labor que incluso ha sido reconocida a nivel Latinoamérica con el prestigiado premio Reed Latino por la campaña Somos Michoacán, que contó con la colaboración de Marco Antonio Solís.

El recurso destinado a la promoción del estado es considerado como un gasto superfluo en entidades con crisis financiera estructural como la que vulnera a Michoacán; sin embargo, si consideramos que en los periodos de Semana Santa, Verano y Noche de Muertos se ha obtenido una derrama de casi 2 mil 900 millones de pesos, ese ejercicio presupuestal es una inversión que ha resultado bastante rentable, y con beneficio directo para las economías locales.

Además de las cifras positivas en cuanto al beneficio económico que ha traído consigo el turismo, el estudio del Perfil y grado de satisfacción de los turistas que visitan Michoacán (Perfitur), elaborado por encargo de Sectur estatal, revela otros aspectos significativos que tienen que ver con la proyección de nuestro estado a nivel nacional e internacional.

Dicho estudio, elaborado entre el 28 de octubre y 2 de noviembre del año en curso, indica que la sombra de violencia que durante casi una década ha eclipsado la riqueza del estado comienza a disiparse, a grado tal que los turistas encuestados incluyeron a la percepción de seguridad pública entre los atributos mejor evaluados durante su estancia en Michoacán.

El Perfitur hace un ejercicio de contraste: en 2014, el 67.4% de las personas que visitaron Michoacán considerarlo no hacerlo por razones de inseguridad antes de su viaje, mientras que este año, ese porcentaje se redujo considerablemente a 29.7%, lo que es indicativo que nuestro estado está cambiando de rostro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *