Los Hongos y la Salud

Los hongos son organismos que representan la clave fundamental tanto para la salud y bienestar de la humanidad, así como para la salud de todo el planeta debido a que son organismos que cumplen funciones esenciales en los ecosistemas forestales, en la diversidad de las especies, en los suelos, en la alimentación, en la medicina, en la cultura y en el conocimiento tradicional.

Los hongos saprobios y parásitos son los principales recicladores de nutrientes de los ecosistemas. Son ellos los principales actores que generan y mantienen sanos los suelos del mundo, evitan la erosión y la pérdida de nutrientes.

También se ha comprobado que eliminan sustancias tóxicas y metales pesados de los suelos contaminados. El grupo de los hongos micorrízicos es de suma importancia para los ecosistemas forestales debido a que aproximadamente el 85% de todas las plantas y árboles del mundo dependen de éstos para poder vivir.

Para conservar y restaurar los suelos y la cobertura forestal del planeta es imperativo tomar en cuenta a los hongos como pieza principal en los planes de manejo forestal, conservando los ecosistemas forestales, las comunidades rurales y originarias obtienen alimento, medicina e ingresos económicos por medio de su venta, fomentando el crecimiento de las comunidades, el desarrollo cultural, la conservación del conocimiento tradicional y su gastronomía particular.

El cultivo de hongos comestibles y medicinales elimina los residuos agrícolas y caseros generando alimentos de alto valor nutricional de manera rápida, eficaz y barata. El cultivo de hongos puede ayudar a mitigar la hambruna planetaria

En México existen muchas especies de hongos que han sido reconocidas como comestibles, algunos de estos hongos nos han acompañado en nuestra dieta desde la época prehispánica, por ejemplo, los Aztecas los llamaban NANACATL, vocablo que significa «carne» y también nombraron algunos lugares como Nanacaltepec (el cerro de los hongos) y Nanacamilpa (lugar donde crecen los hongos), mostrando así la importancia de estos organismos en la vida cotidiana.

Hoy en día México produce cerca de 4 mil toneladas de hongos anualmente, lo cual equivale aproximadamente al 60 por ciento de la producción total de América Latina. Las principales especies cultivadas y comercializadas en nuestro país son los champiñones blancos, cafés y orgánicos; las “setas”, el portobello, el shiitake y por supuesto el huitlacoche.

En el mundo existen más de 38.000 tipos distintos y aunque algunos son venenosos, la mayoría son comestibles y muy nutritivos, aportando una gran cantidad de proteínas, vitaminas, minerales y fibra a nuestro organismo.

Este material fue transmitido en el Facebook Live de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial, donde abundó que “la sobreexplotación de los recursos naturales ha puesto en peligro la salud del planeta y con ello la de los humanos y la de todos los organismos que la habitan, contribuyendo con ello a graves problemas socioeconómicos y ambientales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *