La Feria del Cobre

Como hace décadas, el pueblo de Santa Clara del Cobre celebrará su concurso de cobre martillado. Y, además, la 54 edición de su V Feria Nacional, donde se pueden encontrar lo más destacado del hacer artesanal que han cultivado sus habitantes durante siglos.

Se dice que en Santa Clara, que también es Pueblo Mágico, se ha trabajado este metal desde tiempos prehispánicos, cuando era conocido como Xácuaro. Y, además, sus artesanos y artesanas han heredado las técnicas que difundió Vasco de Quiroga, en tiempos de la Conquista. 

 

En la actualidad posee decenas de talleres donde el golpe de martillos sobre el cobre al rojo vivo da luz lo mismo a joyas que artículos ornamentales y utilitarios que se tienen en gran valía en los mercados, no sólo por su calidad, sino también por su belleza. 

Este año la Feria Nacional se llevará a cabo del 20 al 29 de julio, fechas en que también se pondrán a la venta las piezas ganadoras del dicho concurso, que ha cumplido ya 74 años de vida reconociendo a Maestros Artesanos y Nuevos Valores. 

Emilia Reyes Oseguera, directora general del Instituto del Artesano Michoacano (IAM), informó que el Concurso entregará 80 premios estimados en 440 mil pesos, que aportan el mismo Instituto, el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías, el Ayuntamiento de Salvador Escalante, el Fondo Cultural Banamex, la Secretaría de Turismo en el estado y SíFinancia.

Además de la artesanía y la belleza de la arquitectura típica, Santa Clara ofrece una gastronomía que se distingue por los platillos emblemáticos de la región purépecha, entre otros servicios para sus visitantes.

Para la feria, el ayuntamiento local ha preparado una serie de actividades populares y gratuitas, entre las que se encuentra un concierto con el grupo de “El Gran Silencio”; talleres de papalotes, papel picado y globos de Cantoya, entre otras.

 

Un dato

¿Sabías que es justo en Santa Clara donde ocurre la historia de Pito Pérez? Sí, el mismo personaje creado por José Rubén Romero, para contar las desventuras del amor y la picaresca en un pueblo de la provincia mexicana en la primera mitad del siglo XX.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *