Huaraches huetameños, tradición y confort

Huetamo tiene una larga tradición en la fabricación de huaraches. Alejandro García Valle piensa que “empezaron a fabricarlos cuando se formó el pueblo”, antes de la conquista española. El hecho, es que no han dejado de hacerlos y ahora, los productores han dado un nuevo paso con la creación de una Marca Colectiva.

Acompañados por la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), 45 productores han conformado la Cooperativa de Huaracheros de la Región Huetamo, a fin de obtener dicha Marca, lo cual les permitirá reducir costos de operación e incrementar sus ganancias.

Las Marcas Colectivas representan la aplicación de políticas públicas cuyo objetivo es abonar al desarrollo económico del sector artesanal. Este año, la Sedeco ha respaldado a 100 unidades económicas microindustriales y artesanales, mediante el Programa de Apoyo a Productores y Marcas Colectivas de la Dirección de Gestión Empresarial.

Con un presupuesto de 500 mil pesos, la Secretaría apoyó, en especie, a las Marcas Colectivas: Esfera de Tlalpujahua, Cantera de Tlalpujahua, Laca Perfilada de Pátzcuaro, Guitarra de Paracho, y Cantera de Morelia.

En este momento, con una inversión de 348 mil pesos, la Sedeco impulsa a los productores de Huetamo para que aumenten su competitividad y puedan exportar a Estados Unidos –“y a donde se pueda”, expresa García Valle, presidente de la Cooperativa– lo cual beneficiará a las familias de ese municipio enclavado en la Tierra Caliente.

La tradición de Huetamo

Junto con la talabartería y la confección de sombreros, la producción de huaraches es una de las principales fuentes de empleo para la gente de Huetamo, que es por cierto un municipio de poco más de 40 mil habitantes con un rezago social “medio”, en el promedio nacional (Coneval 2015).

Gracias al acompañamiento institucional “nos ha estado yendo mejor y esperamos tener nuestra Marca para marzo, abril, del próximo año”, indica José Natividad Macedo Gómez, secretario de la Cooperativa.

Lo que nos destaca de otros productores, explica, son nuestros huaraches de vaqueta grapeada, los cuales se han fabricado aquí desde hace siglos, “es nuestro estilo, aunque también utilizamos otros materiales, como las fibras sintéticas; lo que mejor nos queda es la textura y el terminado, que hacen muy cómodos a nuestros huaraches”.

Por eso queremos nuestra Marca Colectiva –indica a su vez Alejandro García–; ahora ya vendemos en la región y a gente de algunos estados de la República, “pero queremos vender en otros países”.

La colaboración con la Sedeco ha incluido también apoyos económicos por más de 135 mil pesos a los productores; equipamiento, asesoría y entrega de materia prima, no sólo para la Cooperativa, sino para los manufactureros del municipio en general.

Se ha instalado ahí un taller comunitario que ofrece servicios gratuitos “a quienes no tienen maquinaria”, de forma que, en este momento, Huetamo puede exportar hasta 800 pares de huaraches cada mes.

“Esperamos que, ya con la Marca Colectiva, se incrementen las ventas y podamos exportar a otros países todo el año”, expone don Alejandro García, quien se ha dedicado a la fabricación de huaraches durante 65, de sus 78 años de vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *