Combatamos los incendios forestales

Cada año en temporada de estiaje, el fuego consume miles de hectáreas de bosques en Michoacán; ello nos significa menos disponibilidad de agua, suelos menos fértiles, menor calidad del aire, pérdida de flora y fauna, variaciones climáticas e incluso, desastres naturales. Pero lo más preocupante es que los incendios forestales son provocados.

La nula cultura de protección de los ecosistemas en el ser humano, es lo que hace que los incendios forestales sean provocados, ya sea de manera intencional o por negligencia
Alejandro Ochoa Figueroa
Director de la Comisión Forestal del Estado de Michoacán (Cofom)

La mejor manera que tenemos para evitar los incendios forestales es evitar el uso del fuego para limpiar áreas provistas de vegetación, independientemente del fin con que lo hagamos. Y claro, también es necesario o evitar las fogatas en los bosques, cuidar dónde arrojamos las colillas de cigarros y no tirar vidrios ahí, porque después funcionan como lupas.

Pero el mayor problema de nuestros bosques está en que se los quema para convertirlos en fraccionamientos, tierras de pastoreo y, principalmente, en terrenos agrícolas… ¿Recuerdas las amplias extensiones de huertas de aguacate, berries y otros frutos que cubren nuestro territorio?

Los incendios forestales intencionados constituyen una tendencia que se ha incrementado en las últimas décadas y por ello, en Michoacán se han tomado medidas para evitarla.

 

Por ley

Gracias a una reforma en el Código Penal del Estado (14/08/18) en en la entidad los llamados Delitos forestales específicos se castigan por la vía penal, con hasta “dos a nueve años de prisión y de cincuenta a quinientos días multa, al que dolosamente:

“I. Exceda el aprovechamiento forestal respecto del volumen autorizado en más de uno por ciento;

“II. Realice o participe en el desmonte, limpieza o incendio no autorizado de áreas forestales en superficie que conjunta o separadamente sea mayor a media hectárea;

“III. Proporcione información falsa u oculte datos para obtener un permiso de aprovechamiento forestal; (…)

“VII. Provoque incendios en zonas forestales para instalar huertas o para cambiar el uso de suelo con fines distintos al forestal”.

 

Esto ha sido necesario, dado que se estima que al menos el 97 por ciento de los incendios forestales deriva de las actividades humanas (Conafor, 2019), e incluso podría ser el total.

Por ello, “estamos trabajando en coordinación con los municipios y con las dependencias estatales y federales para, si hay un incendio en donde creamos que fue intencionado para cambio de uso de suelo, dar aviso a las otras instancias a fin de que se proceda penalmente”, indica el titular de la Cofom.

Se trata, pues, de una estrategia para desincentivar los atentados contra los bosques estatales, que también incluye el retiro de apoyos por parte de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario a productores que han realizado cambio de uso de suelo ilegal.

Tanto la Cofom, como la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Recursos Naturales y la Procuraduría de Protección al Ambiente en el estado, realizan un registro puntual de cada incendio en el territorio para determinar la causa del fuego, y,

“Si determinamos que fue para cambio de uso de suelo o que fue intencionado, lo remitiremos a las otras instancias”, en este caso: la Fiscalía General de Justicia del Estado, o la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, con base en la competencia de cada cual.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *