A mitad del camino Construimos un nuevo Michoacán

Silvano Aureoles es el gobernador constitucional número 66 de Michoacán

La administración de Silvano Aureoles Conejo está a mitad de un camino trazado hacia el desarrollo y una paz duradera para Michoacán. Detrás han quedado los escenarios de ingobernabilidad, la desarticulación y vulnerabilidad de las regiones en materia de seguridad, la deficiencia crónica de los servicios de salud y educación y otras inercias. Al frente, está la convicción de seguir avanzando.

Reconocemos que Michoacán, al igual que el resto del país, está cambiando y afortunadamente para bien”, dijo el mandatario michoacano el 26 de septiembre pasado cuando rindió su Tercer Informe de Gobierno ante un pleno pluripartidista, en el Congreso local donde reconoció, “sin ánimo triunfalista” que la entidad “está recuperando la gobernabilidad y continuaremos trabajando con esfuerzo redoblado, porque todavía hay mucho por hacer.

Desde el 15 de octubre de 2015, cuando la actual administración asumió la responsabilidad de dirigir la política pública vigente en Michoacán, han iniciado y han concluido procesos diversos en todos los ámbitos de la vida estatal.

Hace tres años “en varias zonas del estado la autoridad había desaparecido cediendo su lugar a grupos delincuenciales o autogobiernos que impusieron sus propias reglas”, dijo.

Pero, hoy, Michoacán cuenta con escuelas renovadas, con hospitales y espacios de salud dignos, con policías cada vez más capacitadas, con una Zona Económica Especial lista para echar a andar, y otros procesos que han hecho posible que la entidad recobre:

“En forma contundente, el orden de los asuntos públicos en todas las regiones. Hoy, mujeres, jóvenes, campesinos, indígenas, trabajadores y adultos mayores, recuperan la esperanza y estoy seguro, visualizan un mejor futuro”.

Aunque, para ello, se ha debido enfrentar, exitosamente y con el esfuerzo colectivo de las trabajadoras y trabajadores al servicio del Estado, y de los diversos sectores sociales, “un periodo de grandes retos”, señaló el representante del Ejecutivo, antes de exponer una síntesis de lo hecho por la administración estatal durante los recientes tres años.

Orden y gobernabilidad

Rompimos la cadena de complicidades y contubernios que se mantuvieron con el crimen.
Diseñamos una estrategia integral articulada en la mejora de la carrera policial, el desarrollo de infraestructura y el uso de mejor tecnología.
Creamos una sola policía, la Policía Michoacán, debidamente capacitada, acreditada y confiable, con el triple de elementos activos y con una mejoría del 90 por ciento en salarios.
Estamos por concluir la construcción del Centro de Comando, Comunicaciones, Cómputo, Control, Coordinación e Inteligencia (C5i).
Edificamos cinco complejos administrativos y policiales en Huetamo, Apatzingán, Coalcomán, Jiquilpan y Zitácuaro. Muy pronto tendremos cinco más.
Iniciamos operaciones en cinco subcentros, que operan como espejos del C5 central.
Hemos realizado, hasta ahora, una inversión histórica de siete mil 600 millones de pesos.
Reforzamos la Unidad Especializada de Combate al Secuestro, y redujimos su incidencia en un 80 por ciento.
Redujimos el delito de extorsión en 95 por ciento.
Creamos la Unidad Especializada para la Atención de Delitos de Homicidios en Agravio de las Mujeres, única en el país.
Conformamos Mesas de Seguridad y Justicia en seis de las regiones de Michoacán, activas participantes en la reconstrucción del tejido social.
Firmamos el Convenio de Coordinación para la Seguridad entre el Estado y la mayoría de los Municipios.
Y todo ello porque, afirmó el gobernador: “una de las mayores aspiraciones que puede tener todo Gobierno, es lograr que los ciudadanos puedan sentirse seguros en su tierra”.

Estabilidad en las finanzas públicas

Establecimos una rigurosa disciplina para la aplicación de los recursos públicos.
Ejercimos un plan de austeridad donde se eliminaron gastos como pago de telefonía, viáticos, combustible, vehículos, compensaciones y gratificaciones; sigue vigente.
Redujimos los salarios más altos comenzando por el del Gobernador.

FRASES

Señoras y señores alcaldes, les ratifico que no estarán solos para hacerle frente al reto de la seguridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *